sábado, 17 de mayo de 2008

3. Organismos autótrofos y heterótrofos


En relación a la nutrición, hay en la naturaleza dos tipos de seres vivos:

Los organismos autótrofos: todas las plantas, las algas y muchas bacterias son este tipo de organismos.

Las plantas por ejemplo, sintetizan la principal molecula portadora de energía química: la glucosa.

Para esto captan la energía luminosa proveniente del sol y la utilizan para producir glucosa.

La fotosintesis


















Ocurre en las hojas de las plantas en unas estructuras especiales dentro de las células vegetales llamadas cloroplastos.

Al interior de los cloroplastos hay una mólecula que le da el color verde a las hojas: la clorofila. Esta mólecula es capaz de captar la luz y de utilizar esta energía para dar inicio a una serie de reacciones químicas que culminan en la producción de glucosa y la liberación de oxígeno.

El agua es captada por las raíces y llega a las hojas a través del tallo, y el dióxido de carbono, presente en el aire, ingresa a las hojas a través de unos poros llamados estomas.

El proceso de fabricación de materia orgánica que ocurre en os organismos autótrofos podemos representarlo con una ecuación química.

Agua (H2O) + Dióxido de carbono (CO2)-----> glucosa (C6H12O6) + oxígeno (O2)



Una vez que la glucosa es sintetizada se transforma en almidón (carbohidrato) permaneciendo en las célulsa vegetales hasta ser utilizada. La glucosa es una fuente de energía para muchas funciones de la célula vegetal y si consideraos cómo ha sido sintetizada, podemos afirmar que contiene energía proveniente del Sol.


Los organismos heterótrofos:


Obtienen todas las móleculas orgánicas esenciales a partir de otros seres vivos, a través de la alimentación.

Todos los animales y los hongos son heterótrofos.


Este tipo de organismo no puede sintetizar móleculas orgánicas a partir de móleculas inorgánicas, su existencia depende de otros organismos que sí lo hacen, es decir su vida depende de los organismos autótrofos.